31 may. 2016

Artículo de Opinión: It's Alive! It's Alive!

No hay comentarios :

Hace unas semanas, el bajista de Red Hot Chili Peppers, Flea, dijo que el rock estaba muerto. Por una parte tiene razón porqué además dijo que ahora el rock solo se trataba de ganar dinero sin importar lo que hicieras, pero por otra parte no tiene razón y a continuación os lo relato.
Como mucha gente, crecí escuchando a los mejores; Elvis y Pink Floyd y eso ayudó a que sea como soy. Recientemente he visto una serie llamada Vinyl donde se retrata el mundo emergente del rock y el punk de los años 70, y el protagonista define el rock 'n roll a la perfección al escuchar una canción: "Eso es rock and roll, es rápido, es sucio y te pisotea sobre la cabeza." Era demasiado pequeño para recordarlo, pero es probable que la primera vez que escuché Hound Dog me pasase eso. A medida que he ido creciendo he ido saboreando los frutos que la mezcla de blues, country y folk una vez nos dio y a pesar de no haberlo vivido, he visto lo que fueron décadas de la mejor música que jamás se hará, y que me perdone Bach.
Pero aquí hemos venido a hablar del rock, no de mi vida. Algunos dicen que el rock es música para delincuentes, bueno, eso decían en los años 50, Wikipedia dice que el rock es lo que hacen un bajo, una batería y una guitarra con un compás 4/4 y una sucesión verso-estribillo. Hasta ahí bien, pero para mí al igual que al protagonista de Vinyl, el rock es aquello que cuando lo escuchas te rompe los límites de la mente. Para mí el rock es Rush, Bon Jovi, Springsteen, Hot Water Music, Motörhead, Johnny Cash e incluso Bob Dylan. ¡Incluso Bach era una estrella del rock! Ahora el rock sigue vivo en grupos como Graveyard, Ghost, The Gaslight Anthem, etc. Incluso si nos vamos a estilos más alejados del rock convencional como el hardcore, también encontramos el alma del rock. Grupos como Comeback Kid o Terror hacen puro rock 'n' roll en sus conciertos. Pongo la mano en el fuego y me arriesgo a decir incluso que Ismael Serrano es más rocker que Miguel Ríos
Que este último año hayan muerto verdaderos padres del rock cómo Lemmy Kilmister o David Bowie no quiere decir que debamos perder la esperanza. ¿Perdieron la esperanza nuestros padres cuando el 3 de febrero de 1959, Buddy Holly, Ritchie Valens y The Big Popper murieron en el trágico accidente de avión? ¿Perdió la gente la esperanza cuando aquél Elvis obeso y lleno de sedantes murió tristemente después de dar sus últimos coletazos en Las Vegas? ¿Murió el blues con Gary Moore?, ¿Murió el country con Johnny Cash? La gente muere, todos morimos, eso está claro y que los padres de la mejor música que jamás se ha hecho mueran no quiere decir que el rock se pierda. Os recuerdo que Bach, Beethoven, Mozart, Chopin, o Haydn siguen llenando auditorios con su música.
Cada vez oigo a más gente decir que grupos como The Rolling Stones, AC/DC, Paul McCartney, o Brian Wilson (Beach Boys) deberían de dejar de hacer conciertos porque son "pellejos colgantes" que solo hacen el patético encima de un escenario por un puñado de millones. Amigos, ellos son el rock and roll que dio de comer a esa música que todos escuchamos. A mi también me deprime ver como Geddy Lee de Rush apenas llegaba a las notas agudas en los últimos conciertos que estuvo haciendo el año pasado, también me deprimía al ver como Lemmy Kilmister apenas podía mantenerse en pie y respirar a la vez. Keith Richards tiene una artrosis bestial en los dedos y sigue siendo mejor guitarrista que cualquiera que toque a una velocidad despampanante. El rock no es talento, el rock es poner tu alma en tu instrumento y enseñarle a la gente lo que llevas dentro y hacerlo hasta el final de tus días. 
Mientras escribo esto, alrededor del mundo habrán miles de bandas emergentes que están en un local de ensayo rascando seis cuerdas en una progresión de I, IV, V. Esperad unos años y con suerte veremos a esas bandas llenar Wembley, el Camp Nou o ser cabezas de cartel de Glastonbury. Led Zeppelin, Black Sabbath, Van Halen, Metallica o KISS también empezaron dando tumbos por pequeñas salas de sus ciudades y mirad donde están. ¿Por qué? Porque ellos nunca han dejado que el rock muera y eso ahora está en nuestras manos. Hace unos años, Alex Turner (Arctic Monkeys) dijo la verdad en su discurso de los BRIT Awards

"Rock and roll, ¿eh? El rock and roll, simplemente no va a desaparecer. Puede hibernar de vez en cuando, hundirse en el cambio. Creo que la naturaleza cíclica del universo en el que existe, demanda que consienta algunas de sus reglas. Pero siempre está esperando ahí, a la vuelta de la esquina, listo para hacer su camino de regreso a través del lodo y romper el techo de cristal, con mejor aspecto que nunca. Sí, que el rock and roll, parece como si estuviera desaparecido a veces, pero nunca morirá. Y no hay nada que puedas hacer al respecto."

Es simplemente eso. El rock no está muerto, el rock es ese bien común que debemos mantener. El rock somos nosotros.

No hay comentarios :

Publicar un comentario